+34 988 384 938 info@amgmetalmecanica.com
Gestión de Calidad
IATF 16949:2016, ISO 9001:2015, ISO 14001:2015
Sinergias
Grupo Aníbal Blanco

Sobre fabricación aditiva e impresión 3D en procesos de mecanizado

Los avances tecnológicos y el aumento en la demanda de productos han obligado a automatizar los procesos productivos, con el objetivo de mejorar la precisión y calidad y, en consecuencia, aumentar la competitividad de una compañía y posicionarla mejor en el mercado.

El mecanizado es un proceso de fabricación de piezas que sirven tanto para procesos de manufactura posteriores como para productos finales. Las piezas se moldean a través de eliminación de material, usualmente de lingotes de diversos materiales.

En la actualidad, los procesos más utilizados para el mecanizado son el mecanizado con y sin arranque de viruta y el mecanizado por abrasión. La diferencia entre estos procesos radica en el residuo que puede o no generar, la precisión o la necesidad de rectificado una vez concluido el mecanizado y el acabado posterior.

La pandemia por Covid-19 obligó a muchas compañías a acelerar la digitalización de sus procesos de mecanizado, lo que a pesar de sus sofisticados requerimientos permitió aumentar la calidad y precisión, acelerar los tiempos de entrega, aumentar exponencialmente la producción y ofrecer a los clientes productos elaborados con procesos cada vez más complejos.

Mecanizado 4.0

Dentro de la digitalización, comprendida dentro de lo que conocemos como tecnología e industria 4.0, está la automatización electrónica e informática de la maquinaria industrial, pudiendo sacar el máximo provecho posible a las herramientas de trabajo.

La automatización de los procesos de mecanizado priorizando la conectividad permite un mayor control de la producción, pero al mismo tiempo requiere de un personal cada vez más cualificado en tecnologías complejas, de manera que si se presentara un imprevisto pudiese ser sorteado sin mayor problema.

Es por esto que la digitalización en las compañías también supone una oportunidad para perfeccionar al personal e involucrarles en profundidad en el proceso productivo. Una nueva era para el mecanizado CNC que ya ha puesto sus semillas.

Fabricación aditiva

Dentro de las nuevas técnicas de mecanizado hay dos que sobresalen por su rentabilidad y posibilidad de uso en situaciones de emergencia: la fabricación aditiva y la impresión 3d.

impresion 3d fabricación aditiva

La fabricación aditiva comprende la manufactura secuencial, construyendo el producto capa por capa. Cada capa de material se apila sobre sí misma para dar la forma deseada, y una de las grandes ventajas es la posibilidad de variar el material utilizado y la altura de cada capa, además de que se necesita menos materia prima que en un mecanizado tradicional, por la posibilidad de dosificar el material en el proceso de montado.

La impresión 3d es la forma más común de fabricación aditiva y lo primero en lo que muchos piensan cuando escuchan el término. Igual que una impresora de papel, que imprime cada línea de forma progresiva, su par tridimensional hace lo mismo, pero en capas.

Tanto la fabricación aditiva como la impresión 3d generan menos residuos, abaratan costos de producción, permiten fabricar productos con formas complejas que un mecanizado tradicional no podría o de hacerlo llevaría mucho tiempo, además de brindar la posibilidad de trabajar con todo tipo de materiales.

Este tipo de formas de producción son muy fáciles de utilizar, por lo que no es necesario un personal altamente cualificado para manejarlas, especialmente las impresoras 3d profesionales.

Leave a Reply


*